eficiencia de los recursos y apoyo a una economía hipocarbónica y adaptable a los cambios climáticos en los sectores agrícola, alimentario y forestal


Los sindicatos piden a la UE medidas para combatir las muertes y accidentes en el sector agrario


Los sindicatos europeos han pedido a la Comisión Europea que ponga en marcha una serie de medidas para combatir las muertes y los accidentes de trabajo que cada año se producen en el sector agrícola de la Unión Europea.

En una carta dirigida a los comisarios, la Confederación Europea de Sindicatos (CES) y la Federación Europea de Sindicatos de la Alimentación, la Agricultura y el Turismo (EFFAT) piden en particular que se pongan en marcha «tres acciones clave» para lograr «cero muertes en el lugar de trabajo para 2030 en la agricultura».

Recuerdan que, según las estadísticas oficiales, 500 personas pierden la vida cada año en los sectores de la agricultura y la silvicultura de la UE y otras 150.000 sufren accidentes.

Para remediarlo, piden por un lado «sanciones eficaces, disuasorias y armonizadas» y una coordinación entre las autoridades responsables de los controles de las condiciones de trabajo y los organismos pagadores de la PAC, para asegurar el respeto de la llamada «condicionalidad social», es decir, de las normas laborales que deben cumplir las personas beneficiarias de ayudas y así tomar medidas para combatir estos accidentes.

Por otro, consideran que hay que hacer más inspecciones de trabajo, porque aún «son muy poco frecuentes en la agricultura».

En ese contexto, los sindicatos respaldan la recomendación de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) de un mínimo de un inspector laboral por cada 10.000 trabajadores y exigen la ratificación completa y la implementación total del Convenio de la OIT sobre inspección laboral en la agricultura en Europa.

Por último, la carta recuerda que «existe evidencia de que el uso de pesticidas está asociado con un mayor riesgo de cánceres como el cáncer de próstata, así como la enfermedad de Parkinson.

Por ello, hacen un llamamiento para la reducción y eliminación progresiva del uso y la exposición a pesticidas mediante la sustitución de productos fitosanitarios por métodos alternativos.

También piden a Bruselas que respalde el llamamiento de ambas organizaciones para lograr «cero muertes en el lugar de trabajo para 2030.

Fuente: Agroinformación